FADP

Editar el contenido

FADP NOTICIAS

Gaza: la dolorosa búsqueda de familiares desaparecidos

18 de Junio, 2024

Miles de palestinos desaparecidos podrían estar aún bajo los escombros de edificios destruidos, o haber sido detenidos por las fuerzas israelíes. Sus familiares los siguen buscando.

Mohamed Anza vive en Rafah, una ciudad cercana a la frontera de la Franja de Gaza con Egipto. Desde hace semanas está buscando a su tío, Ibrahim Al Shaer, que desapareció a comienzos de mayo. «Desde ese día, nunca volvió, y no sabemos nada de él», dice a DW Anza, de 19 años, por vía telefónica. «Estamos muy preocupados. Queremos saber dónde está, si está muerto, para poder enterrarlo y tener misericordia de él, o si fue detenido [por el Ejército israelí]».

Cuando Israel lanzó su ofensiva en el este de Rafah, el 6 de mayo, para eliminar a  Hamás, la organización radical islamista que perpetró atentados terroristas en el sur de Israel el 7 de octubre de 2023, a Ibrahim Al Shaer y a su familia se les ordenó abandonar su casa en esa área.

Según Anza, unos días más tarde, su tío trató de regresar a su hogar para buscar algunas cosas personales que la familia no pudo llevarse al huir del bombardeo. Lo han buscado en hospitales y han preguntado a los vecinos si lo vieron. También postearon su fotografía en las redes sociales, contactaron a la Policía y a la Cruz Roja, «pero nadie sabe dónde está, nadie sabe nada», dice Anza. La familia ya no sabe qué más hacer para encontrar a Ibrahim Al Shaer.

Miles de cuerpos no identificados y personas desaparecidas

La guerra entre Israel y Hamás en Gaza ya lleva nueve meses, y miles de personas están desaparecidas en el enclave palestino. Muchos cuerpos están ocultos debajo de los escombros que dejan los bombardeos. Cuadras enteras de edificios de viviendas y casas han sido destruidas por los ataques aéreos, enterrando a los habitantes debajo de ellos. Los servicios de rescate no siempre son fáciles de localizar en la zona debido a los combates, y a menudo no pueden excavar para buscar los cadáveres debido a la falta de equipamiento.

También se cree que algunas personas cuyo paradero se desconoce podrían haber sido detenidas en puntos de control israelíes, al tratar de regresar al norte de Gaza, o al huir hacia el sur.

Si bien no se conoce el número exacto de desaparecidos, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha registrado 6.500 casos de personas desaparecidas en Gaza desde el inicio del conflicto.

«Desde el 7 de octubre, hemos abierto líneas directas para que las personas nos llamen si tienen familiares desaparecidos por cualquier motivo, como una denuncia de detención o arresto, si fueron separados durante las evacuaciones o si podrían haber sido heridos o asesinados», dijo Sarah Davies. 

Incluso los cuerpos que se recuperan y se llevan a las morgues de Gaza no siempre son fácilmente identificables. Hasta este 10 de junio, según el Ministerio de Salud de Gaza, gobernada por Hamás, 9.839 cadáveres se encuentran en morgues sin identificar aún, mientras que otros 27.325 ya han sido identificados.

Más de 37.000 palestinos han muerto hasta ahora en la última guerra entre Israel y Hamás en Gaza, informó además este ministerio. Las cifras no diferencian entre combatientes y civiles. Mientras tanto, según las Fuerzas de Defensa de Israel, al menos 650 soldados han muerto desde el ataque del 7 de octubre, 298 de los cuales murieron durante la operación terrestre en Gaza que comenzó a finales de octubre de 2023.

Davies expresó que encontrar a los desaparecidos es extremadamente difícil debido a la situación en Gaza. «Aunque tenemos una amplia experiencia en el rastreo en zonas de guerra, por el momento, el rastreo activo es imposible», afirmó.

La Cruz Roja suele realizar búsquedas activas, que implican ir de un lado a otro y llamar a las puertas de las personas para hacer preguntas. Pero ahora mismo en Gaza, «para empezar, la gente no tiene puertas», explicó Davies, «y constantemente son trasladados y desplazados nuevamente».

Teléfonos perdidos y comunicación inestable

Las líneas de comunicación inestables y los teléfonos que se pierden en la guerra hacen aún más difícil poder encontrar a las personas perdidas. El CICR tiene cinco líneas directas con operadores en Gaza, quienes recogen información básica de la gente que está buscando a sus seres queridos, como, por ejemplo, cuándo los vieron por última vez. Luego, un experto en rastreo los llama y trata de reunir los datos en un informe.

«Los operadores de líneas directas escuchan las historias de las familias, es muy doloroso», explica Davies. «Algunas [personas] han perdido a varios miembros de su familia o han sido separadas de varios miembros de la misma familia. Y no se sabe si fue porque están bajo los escombros o porque perdieron su teléfono o su tarjeta SIM, y por eso su familia no puede contactarlos, o simplemente están en un área sin conexión ni internet, pero están bien».

Los nombres de los desaparecidos se cotejan con las listas de los pocos hospitales que todavía funcionan, o con las listas de detenidos liberados en Gaza por Israel. Desde el 7 de octubre, Israel ha arrestado a miles de palestinos en Gaza y los ha llevado a centros de detención en Israel por presuntas conexiones con organizaciones militantes.

Últimas Noticias